Sandra y la Fibrosis

Historia de la vida de Sandra

Me diagnosticaron la Fibrosis Quística a los 2 años y mis padres se encargaron de que el deporte siempre formase parte de mi vida. Con 10 años empecé a clases de baile y nunca lo he dejado desde entonces.

Hoy a mis 25 años el deporte forma parte de mi vida completamente. Lo hice mi profesión, actualmente soy profesora de baile y monitora deportiva. Vivo entre clases de zumba, pilates, yoga, mi amor por la danza y mi entrenamiento personal en el gimnasio.

La Fibrosis Quística me lo pone difícil muchas veces, toso muy a menudo en mis clases, mis alumnos me ofrecen caramelos o hacen comentarios sobre mi “infinito catarro”, hay días que llego agotada y aún así tengo que dar lo mejor de mí para ellos.

He sentido fatiga mientras bailaba y no he podido ni hablar al acabar una canción, pero no cambiaría ni un solo segundo en el que sé que además de divertirme, estoy cuidando mi cuerpo y proporcionándome vida. El deporte me hace sentirme viva y es mi herramienta para pelear contra esta enfermedad, por muy duro que me lo ponga.

Tenemos la opción de elegir entre quedarnos viendo pasar la vida o hacer que sea mejor. Solo hay que ponerle ganas.

#donantesdeganas