Ruth y la Fibrosis

Historia de la vida de Ruth

Me llamo Ruth, tengo 43 años y me diagnosticaron FQ a los 5 años, así que forma parte de mi vida y convivo con ella como algo normal y cotidiano.
Desde entonces y gracias a mis padres, mi vida siempre ha estado vinculada al deporte, no concibo la vida sin él y me aporta tanto, física y psicológicamente, que nunca dejaré de practicarlo.

A lo largo de todos estos años, siempre he escuchado la típica frase “TÚ NO PUEDES HACER ESTO PORQUE….”. Creo que esa frase es la que me ha dado más FUERZA y VALOR para hacer lo que he querido siempre en determinadas etapas de mi vida, desde tener dos hijos sanos y maravillosos, hasta correr dos medias maratones, siempre entrenando debidamente y controlando todo con cabeza. “LA VIDA NO ES UN PROBLEMA A RESOLVER, SINO UNA REALIDAD A EXPERIMENTAR”.

Sí que es verdad que la FQ lleva su curso y al final te lo pone difícil, pero lo importante es saber llevarlo y siempre buscar un camino alternativo para seguir en movimiento, a veces no puedo con determinados esfuerzos físicos pero encuentro la mejor manera optativa para no parar y que mi mente esté ocupada en superar pequeños retos del día a día, NUNCA SABES LO FUERTE QUE ERES HASTA QUE SER FUERTE ES LA ÚNICA OPCIÓN QUE TE QUEDA.

Recientemente me ha dado por el remo, deporte que me apasiona por su dureza, exigencia y belleza al estar en contacto con el mar, pero como por desgracia la FQ siempre está ahí, hoy por hoy, no puedo practicarlo, pero he decidido que quiero seguir formando parte de este maravilloso equipo de personas que me rodean en este deporte y que tantas cosas buenas y positivas me aportan, que aparte de ser mi equipo, son mis AMIGAS, por lo que voy a ser su TIMONEL. “¡¡UN GANADOR ES UN PERDEDOR QUE NUNCA SE DIO POR VENCIDO!!”.
Toda mi vida la recuerdo tosiendo, tanto es así, que ya no soy consciente cuando lo hago, aún así, cuando me pasa eso y estoy remando, mis compañeras tosen conmigo para hacer de esto algo más divertido y normal… ¡y lo consiguen! ME HACEN SENTIR QUE NINGUNA DE NOSOTRAS ES MÁS IMPORTANTE QUE EL RESTO, ME AYUDAN A SER FELIZ CON LO QUE TENGO MIENTRAS PERSIGO LO QUE QUIERO.
No puedo negar que hay algunos momentos de debilidad pero QUIEN QUIERE VER EL ARCO IRIS DEBE ESTAR DISPUESTA A SOPORTAR LA TORMENTA.
He aprendido que la FQ no te pone limitaciones, las limitaciones te las pones tú.
HAY QUE CORRER RIESGOS, SUPERAR MIEDOS, SIEMPRE TENIENDO PRESENTE LA FQ. “LO MALO DE TODO: EL TIEMPO VUELA, LO BUENO: EL PILOTO SOY YO”.
Si algo he aprendido en esta vida es que siempre hay que tener ganas y yo las tengo, ganas de sonreír, de superarme y sobre todo de vivir. “LA LUCHA MÁS GRANDE EN LA VIDA ES LUCHAR CON UNO MISMO”.
¡SOY DONANTE DE GANAS!

#donantesdeganas